Amaneciendo

Amaneciendo
Luz del interior/Foto de Internet

viernes, 23 de enero de 2015

Canto vigésimo segundo













Juegas conmigo a esconderte tras los troncos
de los chopos y te ríes y sonríes y sonrojas...
Corres como la mujer más maliciosa y traviesa
para que te siga y te robe un beso.

Amor, qué ha sido de la rana, el grillo, el búho, la lechuza,
el camello y la terraza...

Ahora eso qué importa.

La playa es nuestro lecho y las luciérnagas se apagan.

Te voy a regalar esta noche una estrella inmaculada.
La luna nos vela. Esta noche vale la pena...
Adornémosla de pirotecnia y barcarolas.