Amaneciendo

Amaneciendo
Luz del interior/Foto de Internet

jueves, 17 de septiembre de 2015

Canto noveno








Vuelvo al camino. 

La noche es vida, vida plena 

donde reside la esencia íntima del día.

Dentro están la estrella, la luna, el búho, el grillo, la rana

y el paraíso de la niña.

Dentro.

Siempre junto a la reja, al calor del emparrado,

sintiendo ese sueño sin cuerpo que me abrasa.

Toda la noche eterna 

ahora cortejándote,  conquistándote, seduciéndote:

verde, blanca,azul, amarillo... Como el bochorno de enfrente.

La luna me ha conquistado todo: arriba, abajo, afuera, adentro, siempre, nunca...

AHORA. Ahora que mi alma nace. Ahora que la luna crece. 

Ya jamás será tarde.

 Siempre ahora amenaza.

Bisbiseo.

Lo demás es capricho y obsesión, 

sílabas de entreceja al son de la música nocturna,

archipiélagos en esta fiesta de toboganes y verbenas.

Ahora abarca todo la sombra sutil del imponderable

volumen de las medusas sirocas.